Pasa muy a menudo que el malestar que nos genera una situación, viene mas no por la situación en sí o lo que sucedió, sino por lo que pensamos que debimos haber hecho, y es una crítica constante que empiezas a hacerte y que te impide conectar con la realidad de lo que vives en el ahora y empiezan a aparecer los vacíos emocionales y las condenas a nosotros mismos y a los demás.

Por ejemplo,  a veces terminar una relación parece incorrecto, y no porque en realidad sea incorrecto hacerlo, sino porque”después de tanto tiempo” , “los momentos vividos”, “los hijos” (si los hay)… (más…)

Read More