¡Céntrate en la acción! Los cielos nunca ayudan al hombre que no quiere actuar. Si me ponen a escoger entre actuar y equivocarme.. y no actuar, siempre elegiré la primera opción, ya que si me equivoco al menos tendré un aprendizaje y un perfeccionamiento de esa meta que quiero lograr, entre más me equivoco más me perfecciono, más conocimiento e información tengo.., esa es la paradoja del error.Mientras que, si me quedo en la parálisis por análisis, no podré evolucionar hacia eso que quiero lograr, principalmente por miedo, y como sabemos el miedo es una de las emociones más invalidantes, que más nos deja estancados y frustra nuestros sueños.

Es cierto que no se trata de no analizar nada, sino de encontrar un equilibrio entre pensar y actuar, a veces no nos atrevemos a tomar decisiones por miedo a perder algo, y ante esto debemos saber que toda decisión implica perder algo, porque no puedo pretender meterme a la piscina y no mojarme no? , o por ejemplo si yo decido empezar a hacer ejercicio sabré que voy a ganar estado físico, pero ya no me quedaré los domingos viendo netflix desde la mañana ya que usaré parte de ese tiempo para hacer ejercicio, o si soy latino y me mudo a un país nórdico por razones de trabajo sabré que ganaré tal vez mejores condiciones de vida como más seguridad, tal vez un poco mejor nivel de vida pero no encontraré tanta calidez en el trato de las personas como lo vivo en mi país de origen.

Y a veces se encuentra que en esta incapacidad de actuar está  influido socialmente por refranes como: “todos los caminos llevan a roma”; “mejor pájaro en mano que 100 volando” o “el tiempo cura todo” refranes que ya deberían salir de nuestro lenguaje popular porque tienen una letra pequeña que no vemos como: “todos los caminos llevan a roma siempre PERO siempre y cuando lleves un gps (localizador) y sepas hacía donde quieres ir ” “mejor pájaro en mano que 100 volando PERO a quién conoces que haya llegado lejos sin riesgos???” y “el tiempo cura todo PERO si haces algo en ese tiempo”.

Así que enfócate en la acción que lo que tanto esperas que suceda está del otro lado, cuando cruzas las fronteras del miedo

Plantéate: ¿Qué haría hoy si no tuviera miedo?