Es necesario desarrollar la sabiduría para obtener el mayor provecho de nuestras intenciones específicas. La sabiduría no es inteligencia. Debido a que todos los seres humanos desean evitar el sufrimiento y experimentar solo felicidad, about it es necesario comprender que la sabiduría es simplemente la habilidad para entender cuales acciones mentales, clinic verbales y físicas producirán felicidad duradera.


Para lograr esto debemos comprender que la felicidad no es más que un estado mental, viagra la felicidad en realidad viene del interior, y no depende de objetos externos, situaciones particulares, u otras personas.
Reiki es una herramienta para desarrollar estos estados de la mente en lugar de manipular al mundo que nos rodea, permitiéndonos tener más sabiduría, haciendo nuestras vidas más tranquilas, y así beneficiar naturalmente a los demás en todo lo que hagamos.
Desarrollar la felicidad desde el interior no significa que debemos abandonar el mundo exterior, sino simplemente verlo por lo que es: transitorio y siempre cambiante.
Usualmente es mejor que cambiemos en lugar de modificar la situación o esperar a que alguien más cambie. Para encontrar la felicidad la mayoría de las personas tratan de cambiar diferentes cosas en la vida: la apariencia, el triunfo, la pareja, la cantidad de riqueza poseída, etc. Pero estos cambios externos solo traen felicidad temporal, pero después buscamos algo más para aliviar el descontento. A la larga, tal vez durante muchas vidas, estas acciones realmente causaran más tristeza que felicidad.
La felicidad depende de la mente, es un estado mental. Cambiando nuestro mundo físico, nunca estaremos satisfechos; siempre desearemos algo más. Nunca condicionemos nuestra felicidad.

Entrenamiento para la Felicidad.
Cada uno de nosotros tiene exactamente lo que necesita para ser feliz. Tenemos los problemas apropiados y las circunstancias “difíciles” que requerimos para descubrir la felicidad. Las dificultades extremas son un reflejo de las debilidades internas.

El Ego es la manifestación de nuestro ser que nos impide alcanzar la felicidad, este nos muestra la realidad totalmente distorsionada y nos hace creer que:
– Eres lo que TIENES: mientras más tengas, más valor como persona tendrás, y entonces querrás acumular más y más, cada vez más, para luego preocuparte por no perder todo aquello que tienes. Y este MÁS se convierte en el mantra del ego.
– No eres solo lo que TIENES, también eres lo que OBTIENES: según te proyectes y alcances un estatus en la sociedad serás respetado y admirado. Aquí prima la COMPETENCIA: razón de ser, obtener siempre el primer lugar, las mejores calificaciones, las mayores ganancias, toda la simpatía y atención, ser el centro de cuanto haya.
– Eres lo que otros PIENSAN de ti: vives para complacer a otros y satisfacer las normativas que te imponen tanto la sociedad, la cultura y la moral, así como el criterio de los que te rodean. Creando MASCARAS y siguiendo PATRONES SOCIALES que te transforman en lo que en realidad no eres.
– Estas SEPARADO de todos: te hace sentir aislado de todos y separado de aquello que crees que te hace falta y que necesitas, y de lo que te gustaría tener. Incluso el ego nos dice que estamos separados de Dios.

Fuente: Rafael Alcaz

www.mcpsicologia.com