El reiki es una técnica milenaria japonesa que usa las manos para restablecer el flujo energético normal del cuerpo, ya que se considera que cuando aparece una enfermedad de tipo físico, emocional, espiritual o mental hay un desequilibrio en el sistema energético del cuerpo…

Reiki significa energía vital, y es esta energía la que es canalizada por el terapeuta a través de las manos para que sea distribuida en todos los puntos que requieren equilibrio o que se encuentran bloqueados.

La terapia esta aprobada por la OMS (Organización Mundial de la Salud) como terapia alternativa, después de evidenciar sus resultados en pacientes con enfermedades crónicas, en países como Estados Unidos y España tiene un amplio uso en el sistema hospitalario, y es muy utilizado en pacientes que atraviesan por enfermedades como el cáncer, encontrándose que resisten mejor y con menos efectos secundarios las quimioterapias a los que son expuestos versus los que no reciben Reiki.

Entre los beneficios que tiene la terapia se encuentran:

  • Desbloqueo de la energía estancada.
  • Proporciona energía vital, alegría, fuerza.
  • Apoyar y complementar cualquier tratamiento convencional de una enfermedad.
  • Reduce el estrés y favorece la calma, la serenidad, la paz interior.
  • Evita el insomnio y favorece un sueño profundo y reparador.
  • Corrige migrañas.
  • Reduce el dolor físico o el sufrimiento emocional.
  • Favorece el tránsito intestinal y evita el estreñimiento
  • Equilibrar la energía en embarazo y postparto,

 

La Terapia tiene un impacto profundo a todo nivel.

  • Físico: Para mejorar cualquier dolencia del cuerpo.
  • Emocional: Para trabajar sobre problemas emocionales, insatisfacción, miedo, malestar, ira, etc.
  • Mental: Insomnio, estrés, etc.
  • Espiritual: Paz, armonía, felicidad

.

 

La terapia no tiene ninguna contraindicación, puede ser recibida por personas adultas, niños, ancianos sin temor a sufrir algún tipo de consecuencia negativa.

 

Durante la sesión, la persona permanece acostada con los ojos cerrados, mientras el terapeuta va pasando con sus manos por todos los puntos energéticos, la terapia dura alrededor de 50 minutos, y durante la misma el paciente puede experimentar llanto, cosquilleo, frío o calor sin razón alguna que no es más que el resultado de la movilización de la energía que estaba bloqueada o estancada y que ahora empieza a movilizarse.