Pasar de querer la satisfacción a corto plazo de sentir el sabor de esa torta, galleta, pan, pizza, hamburguesa…. que cuánto dura en sí en la boca? 5 minutos? o menos! y pasar a apostar por la que vale la pena .. la satisfacción a largo plazo que puede ser verme  y sentirme mas delgad@, mas saludable, más ágil, poniéndome la ropa que antes no me quedaba, esa satisfacción sí dura lo suficiente, no 5 minutos. 
Cada vez que te sientas tentad@ a probar algo que sabes te va a sabotear el proceso piensa: ¿cuánto tiempo estoy retrasando mi felicidad? ¿ Esto que quiero comer me acerca o me aleja de mi meta?. Por último dejemos de endiosar a la comida, a veces decimos:”es que es tan rico ese pan, chocolatina o torta que supera todas mis fuerzas”! , no puedo decir que no! y el problema es que cuando sobrevaloramos algo nosotros nos minimizamos, pasamos a volvernos diminutos literalmente ante ese alimento tentador, ¿y será cierto que es mas poderoso un pedazo de harina, azúcar, grasa, que tú?

La disciplina se ejercita con acción! si te han regalado o has comprado un alimento rico y muy provocativo, y has decidido comerlo ponlo en un lugar visible para tí, por ejemplo mientras trabajas en el pc y plantéate comerlo en 2 horas por ejemplo, ya que usualmente somos mas reactivos y lo que hacemos es comerlo de inmediato, otro ejemplo es ir al gym en un día de mucha lluvia (algo que requiere mucha voluntad), o prueba a darte una ducha helada en un día frío y no te cubras con la toalla de inmediato, o compra algo que sea muy rico para ti y planea comerlo en 15 días (obvio no escogas algo tan perecedero), levántate un domingo a una hora que sea muy temprano para tí, el objetivo de esto es desapegarnos aunque sea por momentos del placer, ya que la falta de voluntad muchas veces se debe a esto, a que no nos gusta la incomodidad y preferimos el placer del cuerpo muy por encima de nuestros objetivos y metas personales.

 
Así que estos retos planteados anteriormente ejercitan el músculo de la voluntad y la disciplina que no se consigue leyendo libros, sino con acciones concretas y que tendrá evidentes resultados en el proceso de bajar de peso e incluso puede influenciar positivamente más áreas de tu vida donde quieras tener voluntad, como el área laboral, deportiva, social etc.
El objetivo es retrasar la gratificación del cuerpo que usualmente quiere todo ya y no le importa si le conviene o no, y desarrollemos mas fortaleza mental para el logro de nuestros objetivos.