Nos pasamos la vida en puntillas, tratando de estar en nuestra cárcel de oro para que no nos pase nada, todo acolchado, sin llegar a saber cuál es tu verdadero potencial, tu fortaleza que se revela justamente en la adversidad.Agradece los infortunios de la vida para crecer, para que cuando llegue otro sepas manejarlo… que logres decirte a ti mismo: ” esto también pasará y es por mi propio bien”.

Se trata de enfrentar la adversidad con serenidad, aceptación  esto requiere un entrenamiento, pero el sistema no nos ha educado asi, porque nos dicen: “si lo de afuera esta bien, yo estoy bien” , “si lo de afuera está mal yo estoy mal” , entonces el mensaje es controlar lo de afuera, que por cierto es incontrolable la mayoría de veces y es una de las tareas más frustrantes. Es aquí donde la resiliencia que es la capacidad de superar hechos traumáticos y madurar espiritualmente, se hace tan importante,  pero debemos saber que es un musculo que se entrena afrontando hechos, situaciones que el ego considera adversos, traumáticos.

El objetivo es llegar a la  imperturbabilidad interior frente a circunstancias desfavorables para el ego. Vivir con neutralidad,  recordemos que la realidad es el decorado, no es ni buena ni mala solo es y cómo me la tome o las emociones que me genere depende de mi de mi mente, mi actitud, mis pensamientos. El dolor es lo que rompe la carcaza que nos separa de la comprensión , pero el ser humano se resiste a verse a si mismo, la ayuda muchas veces viene en forma de dolor o sufrimiento esto es lo que nos permite romper la carcaza y abrirnos a uuna nueva compresión

Así que al ruedo! Aprende a gestionarte desde los desiertos no desde tu imperio. La resiliencia es un musculo que se desarrolla afrontando situaciones, Vietnam esta adentro de nosotros no afuera, la vida es un plan pedagógico personalizado.

Www.mcpsicologia.com