Desde que somos pequeños nos han inculcado el ahorra ahora pero disfruta después, donde creemos en los finales felices pero todo al final, lo que nos aleja de pensar objetivamente en que hay unos procesos, un paso a paso , siempre decimos voy a ser feliz cuando pese “x” cantidad, cuando me gane “x” cantidad de dinero,  así que no nos enfocamos en el proceso, cuando esto en realidad no funciona y está muy relacionado con la falta de  autoregulacion.

Y esto aplica para todas las facetas en nuestra vida, incluida.. la alimentación: “hago todo bien en la semana para poder desmandarme el fin de semana”.La autoregulacion la determino yo, la manejo yo, como persona adulta, las estructuras externas no, la estructura externa por excelencia es el trabajo, donde me encuentro muchos pacientes que me dicen: “es que entre semana es más fácil porque trabajo, pero llega el fin de semana y me cuesta mantenerme en control”, cuando se me dificulta autoregularme espero que las estructuras externas lo hagan, por eso el fin de semana que no está ésta estructura externa y como, no estoy habituado a utilizar mi autoregulacion, no sé manejar ese tiempo libre en el que no hay estructura.

Otro ejemplo claro de falta de autoregulación o control emocional se da cuando a veces no comemos para poder comer el postre o no comemos durante el día para darnos la gran cena y esto daña el metabolismo pero esto lo hacemos por el pensamiento: “ahorro ahora, para disfrutar después” creemos y tenemos la noción de los finales felices después de un gran esfuerzo, lo vemos en las películas, todos felices y comieron perdices:

“Voy a ser feliz cuando consiga trabajo” “voy a comer cuando tenga tiempo” ¿y cuando resulta que tengo tiempo? ¡Pues el fin de semana!  y ahí viene el desmande.

Entonces pregúntate: ¿cuándo es el momento del día en el que más como? Por ejemplo a veces el desayuno representa un 10% de la comida del día, el almuerzo es prácticamente nada 0%, los snacks son hasta un 35% , y una cena es un 25% y lo que comen después de la cena después de las 9pm es hasta un 30%.

En el caso de las mamás: desayuno tiende a ser hasta un 5-10% , el almuerzo tiende a ser grande porque comen con los niños , se comen los restos de la comida del niño , la cantidad de snacks es lo mismo, la cena es un poco menor .

La relación ideal de cantidad de comida debería ser entre un 15-30% de desayuno, almuerzo un 35% (ésta sería la comida más grande) un 10% snacks , un 25% de cena y no habría comida después de la cena, no picoteo después de la cena, este sería el balance ideal.

Piensa: ¿en qué momento del día y con qué persona yo tomo las peores decisiones para mí autoregulacion y para mí alimentación? esto se hace para ver patrones e ir desarrollando conciencia hacia la alimentación.

Así que enfoquemos en el proceso, no en el resultado, porque el resultado que tanto esperamos es el conjunto de un día a día, de hacerlo de forma consistentemente bien, a veces como en todo proceso habrán recaídas (es normal) , lo importante es no quedarte ahí y retomar el proceso, los hábitos. Para esto hay que abandonar el pensamiento limitante de “todo o nada” “o lo hago perfecto o boto la toalla”, NO!! Porque tanta rigidez hace que desfallezcamos más rápido y perdamos la motivación, esto se observa mucho cuando voy muy bien en mi proceso, me alimento bien pero llega un cumpleaños y me comí la torta, cuando somos rígidos lo primero que pensamos es: “ya lo dañe todo, ya como me equivoqué pues ahora no solo me voy a comer la torta, sino las papas y la gaseosa”,  llevándonos a abandonar la meta y sentirnos terrible después, en lugar de pensar así, podemos decirnos: “ok me comí la torta estuvo rica, la disfruté voy a controlarme con el resto de comida que está aquí y voy a elegir lo mejor posible sin excederme”.

Estas y otras herramientas de elevación de consciencia hacia la alimentación se desarrollan con el método de la Banda Gástrica Virtual, método muy efectivo para desarrollar hábitos alimenticios, disminuir la ansiedad por comer y controlar la voluntad hacia alimentos tentadores para hacer en realidad ir a la raíz del problema del sobrepeso y la obesidad: la mente. El tratamiento desarrolla herramientas de autocontrol, autoregulación y control emocional a la hora de comer y que no solo impacta el área de bajar de peso sino muchas áreas de tu vida como la social, laboral, familiar entre otras, ya que el control emocional es factor de éxito en las metas que nos propongamos.

Como decía Richard Bandler: “La mayoría de las personas son prisioneras de sus propios cerebros” la verdadera guerra se libra en nuestra propia mente y ni tu peor enemigo puede hacerte tanto daño como tu propio pensamiento negativo.

 

Feliz dia!